El peligro de las bombillas de Bajo consumo

Por cacharros / hace 4 años / 0 Comentarios ».

Con el paso del tiempo, el consumo de energía fue creciendo enormemente, es por ello que se tuvieron que tomar ciertas pautas para poder controlar esto. Hoy en día se pueden encontrar las bombillas de bajo consumo, algo que muchas personas dicen que es un fraude.

tubos fluorescentes led bajo consumo

Esto es un engaño que, la mayoría de los fabricantes de lámparas, han optado por fabricar. Los gobiernos, claramente apoyan esto, pero antes hay que tener ciertos recaudos ya que no se puede hacer algo sin antes probarlo, cosa que nunca se hizo con las bombillas de bajo consumo.

Todo comenzó en el año 2009 cuando la Unión Europea prohibió la fabricación y comercialización de las bombillas tradicionales de 100w. Debido a esto, estas bombillas comenzaron a desaparecer del mercado, dándole lugar así a los catálogos online de bombillas LED de bajo consumo y tiras fluorescentes.

Todas las personas corren a comprar las lámparas de bajo consumo pensando que con ellas vamos a estar ahorrando dinero, pero la realidad es muy diferente. Lamentablemente los gobiernos y los fabricantes de estas, esconden una realidad que sin dudas no te gustará, ya que estas bombillas producen graves daños tanto al medio ambiente como a la humanidad.

Para que se den una idea, si tenemos una bombilla de bajo consumo a menos de 50 metros, se nos pueden presentar algunos síntomas como vómitos, jaqueca, migraña, fatiga visual, etc. Otro punto en contra de las bombillas de bajo consumo es que consumen más CO2 que las bombillas tradicionales, debido a que las de bajo consumo cuentan con componentes de metal, plástico, cristal y electrónicos que antes las bombillas tradicionales no tenían.

Pese a todo esto, el punto más negativo de todo esto se debe al mercurio que este tipo de luces lleva en su interior, no obstante todo esto se advierte y los tubos fluorescentes que podemos encontrar en cualquier tienda como por ejemplo siempre intentan respetar el medio ambiente con sus indicaciones exteriores. Esto se puede identificar como un polvillo blanco el cual es altamente tóxico si se pone en contacto con las personas. Para que tengan una idea de la peligrosidad de esto, si se nos rompe una bombilla de bajo consumo en el agua podemos contaminar un área de 50.000 litros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *